Besos emocionados

Mulay
Mulay se ha ido esta tarde, vuelve al Sahara cargado de 23kg. de comida, regalos y juguetes. Su carita reflejaba una mezcla emocionada de alegría y tristeza… Nos ha dado un beso a todos, ha subido al autobús mirando por todas partes, quería sentarse con algún amigo para compartir sus “chuches”. Le he acompañado a su asiento, su mochila pesaba más que él.
“Estudia mucho y portarte bien, así el año que viene, en verano podrás venir otra vez” …Y diciendole esto le he dado dos besos y he bajado del autobús encogida.
Nos hemos quedado mirando las ventanillas del autobús hasta que no se veía, no me gustan las despedidas. Tengo el corazón “arrugadito” ni cogiendo aire se me estira. Se nos pasará…!