De argumentaciones y descalificaciones

Los blogs que me gustan no imponen criterios. Tienen un tono coloquial, amistoso y personal; Piensan, dudan y hasta preguntan, en lugar de afirmar sin confirmar, fomentan el libre diálogo y la capacidad de interacción, son respetuosos, en ellos se debate con argumentos, no con insultos gratuitos ni sofismas.

En algunas guerras de ideas la argumentación ha venido a ser reemplazada por falacias para poner en el fuego de las discusiones y el campo de la opinión (políticos, periodistas, religiosos, etc…) un elemento que brinda satisfacción y confianza, a aquellos que a falta de un razonamiento lógico amparado en el más mínimo concepto de la objetividad y la verdad, prefieren utilizar la descalificación personal, como arma infalible dentro de las comunicaciones interpersonales. Esto se conoce como una falacia ad hominem.

Es un recurso comunicativo bastante deficiente en su base intelectual, ya que se limita a reconocer aspectos que puedan poner en tela de duda la integridad del adversario y sobre esta base descalificar sus argumentos sin necesidad de rebatirlos. Como mucho les podemos arrancar un socorrido tu quote, o peor, el prepotente “¡Pero tu lo eres más!” y no le discutas que te saca el bastón y no oses dudar, lo dice Snoopy, y no se jura en vano el nombre de Snoopy.

Pretender descalificar personalmente a un adversario, en lugar de refutar sus afirmaciones, es otra formas más de delincuencia. Para que un debate sea de calidad este debe hacerse con las herramientas de la razón. Aprender sobre las falacias nos permitirá evitarla en nuestras construcciones semánticas, que es después de todo como elaboramos discursos que pretenden convencer.

Más…

Image Hosted by ImageShack.us


3 pensamientos sobre “De argumentaciones y descalificaciones

  • el 05/09/2010 a las 17:12
    Enlace permanente

    Ya ves, si te dijera cuantas falacias ad hominem oigo al cabo del dia. Es toda una verguenza.

    Además, y ya que hablaa de blogs que se hacen preguntas, refiriéndome a quien nunca se las hace, te dirá que LA ABSOLUTA CERTEZA ES LA BASE DE LA TIRANÍA.

    Besos, Helena!!

  • el 05/09/2010 a las 19:03
    Enlace permanente

    Falacias ad hominem, que no llevan a ninguna parte, ¡qué pérdida de tiempo!

    Gracias David por tu comentario.
    Bikos…!!!

  • el 18/09/2010 a las 20:16
    Enlace permanente

    Si, esto suele ocurrir cuando no hay argumentos que sustenten una idea. Esto supondría reconocer que uno esta equivocado y eso en nuestra sociedad no parece estar permitido.

Comentarios cerrados.