La felicidad


Esta mañana me he levantado como un topo, creo que tengo principio de conjuntivitis, o los lagrimales obstruidos, quizás llorando un poquito… pero como no tengo ganas me echaré unas gotitas de colirio en mis aún dormidos ojos, tengo los globos oculares en sus cuencas (compruebo), y me pongo en marcha… si no me dejo nada… Camino del cole pensaba en lo corta que se me hace la semana.

Hoy es un bonito día soleado, ni una nube. El frío en la cara hace que termine de despertarme, me gusta sentirlo solo en la cara, las manos las escondo en los bolsillos (con las prisas, he olvidado los guantes en casa). Tan solo tengo frío en las puntitas de las orejas (asoman por entre mi pelo), no me atrevo a tocarlas, creo que si lo hago se romperán en mil pedacitos…

Mejor pienso en otra cosa, así distraigo el dolor… Mi imaginación se dispara… me veo pastoreando caracoles, o llevando a cabo un censo de bichos bola, o el efecto del sol en la velocidad de las lagartijas cruzando los caminos , o intentando adivinar porque la gineta cruzó la carretera…

Y los del periódico “Qué” en la página 24, se sacan un estudio sueco sobre la felicidad: “Trabajar duro te hace más feliz que ganar la lotería“. No tienen ni un HTML, sale entero en PDF, así que después de bajar por la barra un montón de mega anuncios, llegáis al qué! 24, veréis una sonrisa forzada con barba de tres días sujeta con dos índices. Eso me pasa por linkear capu..os. ¿Qué hace una chica como yo, en un sitio como ese?

¿Consejos para encontrar la felicidad? Eso no se busca, se siente. Escuchar esta canción me da felicidad: Jack Johnson:In Between Dreams

Besos felices (bucle infinito) de los colores del árbol de Juan Perez.

Helena.