Medusas de secano…


.

A mi hija de tres años le dan miedo las pelusas, en general todo lo desconocido y misterioso, que es la mayoría de las cosas nuevas.

Estaba el otro día en la bañera…tan tranquila y concentrada ella con sus juguetes de goma, y de entre sus deditos se escapó una pelusa residente, de esas que se forman de los calcetines afelpados.

Chilló como si hubiera visto un alien: ¡Ma-ma-aá, hay una medusa en mi agua!

La tranquilizo explicándole que no puede ser, las medusas viven en agua salada, la del mar. Pero ella me corrige, no esas “”medusas“” que hay en los “laditos” del pasillo y que se esconden abajo de mi cama.