La Redacción del Boletín, deseosa de proporcionar a sus suscriptores un Periódico, que sin alterar el precio cómodo en que se halla, reúna la decencia, buen gusto y ventajas que amenicen su lectura, ha dispuesto, de acuerdo con el señor Gobernador civil de la provincia, la reforma que se advierte en el presente número; y ofrece no perder de vista cuantas circunstancias puedan contribuir a complacer a sus lectores.

(Boletín Oficial de Badajoz. Sábado, 3 de enero de 1835).