Fotografía de: http://www.contigoenlaplaya.com/

Ingredientes

  • 1/2 kg de cebollas
  • 2 l. de caldo de pollo
  • 1 Diente de ajo
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva
  • 3 Hojas de laurel
  • Un poco de tomillo fresco
  • 1 Vasito de vino godello
  • 1 Cucharada de harina
  • Queso gruyere
  • Rebanadas de pan duro
  • 80 g de habichuelas blancas

Preparación

1. La noche antes ponemos las habichuelas blancas en remojo. Al día siguiente las cocemos asustándolas tres veces y cocinamos durante unos 40 min.

2. Se pone la cazuela al fuego con el aceite. Cuando comience a calentarse, añadir la cebolla cortada en aros grandes y cocinamos, sin parar de remover unos 30 min.

3. Se añade el diente de ajo, el laurel, el tomillo y la harina, removemos bien y cubrimos con la mitad del vino blanco. Cuando evapore, cubrir con el caldo y dejamos cocer a fuego lento unos 40 min. Pasado este tiempo se añade las habichuelas y seguimos cocinando unos 20 min más.

4. Precalentar el horno a 180ºC. Tostamos el pan duro y le frotamos un diente de ajo. Rayamos el queso gruyere.

5. Añadir el resto del vino blanco a la sopa y colocamos encima las rebanadas de pan y el queso. Introducimos en el horno y dejamos unos 30 min o hasta que veamos que el queso queda bien fundido. Servimos en el mismo recipiente.